Lista Oposiciones - A qué puedo opositar según mis estudios 2022

Si estás buscando un puesto de trabajo asegurado y con buen salario, sin duda debes de valorar el funcionariado. Ser un trabajador público tiene muchas ventajas y, para poder disfrutarlas, deberás de superar una oposición para conseguir tu plaza.

Lista Oposiciones a que puedo opositar segun mis estudios
Lista Oposiciones a que puedo opositar segun mis estudios

A pesar de que para cualquier puesto de funcionario es necesario superar una oposición, lo cierto es que también debes de reunir una serie de requisitos. Algunos de estos requisitos, los generales, son comunes a todas las oposiciones. Por otro lado, existen otros requisitos específicos que tienen que ver con el puesto de trabajo al que se está opositando.

Es evidente que no puede requerir lo mismo trabajar como auxiliar administrativo a hacerlo como notario. La principal diferencia que existe entre las oposiciones que se deben de superar, además del temario, es el nivel de estudios que se exige. Contar con los estudios necesarios permitirá al funcionario desarrollar su puesto de trabajo de la mejor forma posible.

Mientras que para un funcionario de Correos, por ejemplo, no serían necesarios estudios más allá de los básicos, un notario debería de contar con estudios en Derecho. Esto es lo que vamos a tratar en este artículo. Aquí podrás conocer de primera mano a que oposiciones puedes optar dependiendo de tu nivel de estudios.

Tabla de Contenidos

Requisitos generales para hacer una oposición

No vamos a perder mucho el tiempo en hablar de estos requisitos, simplemente es importante que los tengas en cuenta ya que son básicos y necesarios antes de hablar del tema de los estudios. Los requisitos comunes y mínimos para acceder a una oposición, independientemente del tipo que sea, serían estos:

  • Ser ciudadano español o, en su defecto, haber nacido en un país de la Comunidad Europea.
  • Tener, como mínimo 16 años y, como máximo, no haber llegado a la edad de jubilación.
  • No estar inhabilitado para poder ejercer un puesto de trabajo público.
  • No estar impedido ni física ni psicológicamente para desarrollar las labores necesarias dentro del puesto de trabajo.
  • Contar con los estudios requeridos.

Es en este último aspecto en donde nos vamos a centrar a continuación, en los estudios necesarios para acceder a una oposición en concreto.

Oposiciones según el nivel de estudios

La lista de oposiciones a las que uno puede optar se dividen en tres grupos denominados A, B y C. Cada uno de estos grupos cuenta con determinados subgrupos. Básicamente, estos grupos sirven para aunar a las diferentes oposiciones de acuerdo al nivel mínimo de estudios exigidos. Dependiendo de los estudios que cuentes, podrás acceder a uno o varios grupos.

Oposiciones segun el nivel de estudios
Oposiciones segun el nivel de estudios

Para poder acceder a una oposición del grupo A es necesario contar con un título universitario. En este tipo de oposiciones los exámenes tipo test no suelen ser muy habituales. En estos casos, las pruebas que se suelen llevar a cabo se desarrollan de forma escrita y oral. Además, durante el proceso selectivo también es habitual que existan exámenes prácticos.

Estos exámenes deberán de ser defendidos delante de un Tribunal a través de una exposición. Por otro lado, estamos hablando de exámenes más duros y la duración de los mismos suele ser más elevada que en el resto de los casos. Además de esto, el temario también es bastante más extenso. Dentro del grupo A también nos encontramos con dos subsecciones.

La subsección A1 es la correspondiente a las oposiciones que precisan de un grado o licenciatura, mientras que la subsección A2 es aquella en la que se exige una diplomatura. Estas serían algunas de las oposiciones a las que puedes optar en los diferentes subgrupos:

Para el subgrupo A1 (licenciatura)

  • Cuerpo Superior de Sistemas y Tecnologías de la Administración del Estado
  • Interventores y Auditores del Estado
  • Inspectores de Hacienda del Estado
  • Secretarios Judiciales
  • Técnicos de la Seguridad Social
  • Administradores Civiles del Estado
  • Jueces, Fiscales, Notarios y Registradores de la Propiedad.
  • Inspectores de Trabajo o de la Seguridad Social.
  • Administrador Civil del Estado.
  • Interventores y Auditores.
  • Inspectores de Policía.
  • Juristas y Psicólogos de Instituciones Penitenciarias.

Para el subgrupo A2 (diplomatura)

  • Gestión de la Administración Civil del Estado.
  • Técnico de Hacienda.
  • Técnico de Auditoría y Contabilidad.
  • Gestión de la Seguridad Social.
  • Trabajadores Sociales y Enfermeros de Instituciones Penitenciarias.
  • Cuerpo Especial de Instituciones Penitenciarias.
  • Trabajo Social
  • Servicios a la Comunidad, Servicios Restauración
  • Trabajo Social Instituciones Penitenciarias, Audición y Lenguaje
  • Gestión de Sistemas e Informática del Estado
  • Gestión Procesal y Administrativa

Por supuesto, con cualquier nivel de estudios superior se puede acceder a un nivel inferior. Por ejemplo, con una licenciatura podrás participar sin problema de una oposición del grupo B o C además de las del subgrupo A2 anterior.

En el grupo B las oposiciones son menos conocidas y también menos frecuentes. Esto se debe a que estas oposiciones han ido cambiando con el tiempo y, ahora, muchas de las oposiciones que formaban parte del grupo B han pasado a formar parte del grupo A2.

Oposiciones segun el nivel de estudios
Oposiciones segun el nivel de estudios

Para este grupo B es necesario contar con un título académico de técnico superior, es decir, contar con la titulación de técnico. Dentro de este grupo B nos podemos encontrar con puestos de técnicos informáticos, de laboratorio, forestales... básicamente toda clase de técnicos.

Por último, nos encontramos con las oposiciones del grupo C. En este caso también nos encontramos con dos subgrupos como pasaba con el grupo A. Aquí tendremos el subgrupo C1 y el subgrupo C2. Para llevar a cabo una oposición del subgrupo C1 será necesario contar con el título de grado medio o bachiller. Por su parte, para el subgrupo C2 bastará con contar con el título de Título de la ESO o el graduado escolar. Veamos algunos ejemplos:

Para el subgrupo C1 (bachiller o grado medio)

  • Ayudante de Instituciones Penitenciarias
  • Administrativo del Estado
  • Tramitación Procesal y Administrativa
  • Agente de Hacienda Pública
  • Policía Nacional.
  • Administrativos de la Administración General del Estado.
  • Agentes de Hacienda.

Para el subgrupo C2 (Título de la ESO o graduado escolar)

  • Auxiliar de la Administración del Estado.
  • Guardia Civil.
  • Auxilio Judicial.

Las oposiciones y los diferentes estudios especializados

Como hemos mencionado al principio, cada oposición en particular puede contar con sus propios requisitos. Esto es algo lógico de pensar, ya que no todas las licenciaturas son iguales. A pesar de que el nivel de estudios sea el mismo, es un hecho que la especialización no lo es.

Es importante conocer los requisitos de la oposición en concreto para saber qué estudiar. Por ejemplo, en algunos casos será necesario contar con una licenciatura en derecho, mientras que en otros será necesario que esta sea en informática.

Principalmente, los estudios que precisa cada una de las oposiciones guarda relación con la competencia que se espera en el puesto de trabajo. Si vas a ser juez, necesitarás conocimientos de derecho y no de informática. Debes de conocer cada uno de los requisitos por adelantado para saber a qué oposiciones puedes optar.

Las oposiciones y los diferentes estudios especializados
Las oposiciones y los diferentes estudios especializados

Por otro lado, conocer también los requisitos cuando estás llevando a cabo tus estudios más básicos también te permitirá orientar estos por donde más te interese. Si tu ilusión pasa por ser técnico de Hacienda o ser inspector de policía, podrás orientar tu carrera profesional con tiempo.

¿Qué oposición estudiar según mis estudios?

Desde aquí te recomendamos que optes por la oposición que más te guste. Los trabajos de funcionariado destacan por ser trabajos estables, con los que poder asentarte a largo plazo. Esto quiere decir que, si consigues tu plaza, podrás trabajar durante muchos años sin tener que preocuparte de que tu contrato se acabe o te vayan a despedir.

Por este motivo, es muy importante estar seguro de que la actividad que desarrolles te va a gustar, ya que en un principio estarás muchos años ejerciendo la labor. Puedes informarte acerca de las funciones que llevan a cabo los trabajadores de esa oposición ya que, dependiendo de la misma, también es necesario una serie de requisitos diferentes.

Por ponerte un ejemplo, dentro de un cuerpo de bomberos también se llevan a cabo diferentes labores que precisan de requisitos diferentes. No será lo mismo hacer una oposición para trabajar como administrativo en el cuerpo de bomberos que llevar el camión. Evidentemente la persona que lleve el camión deberá de contar con un carnet de conducir especial y, por supuesto, mostrar las aptitudes necesarias para poder llevarlo.

La información en estos casos es tu mejor baza. Procura conocer bien las tareas que se llevan a cabo en cada puesto de trabajo y así sabrás mucho mejor qué elegir. También es importante que conozcas todos estos requisitos adicionales antes de llevar a cabo la oposición para que te puedas preparar para ellos antes.

Si te gustaría conducir el camión de bomberos o una ambulancia, antes de presentarte a la oposición deberías de conseguir el carnet pertinente, ya que será requisito obligatorio a la hora de acceder a la oposición.

Estudia bien todo y conoce bien los requisitos para evitar sorpresas y con ello perder tiempo el día de mañana. Cuanto antes consigas sacar una plaza en la oposición antes podrás empezar a trabajar de lo que te gusta, por lo que no lo dejes todo para el último día.

Quizás te interese...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir