Cómo trabajar en la Administración Pública sin opositar 2022

Ser funcionario es una de las opciones más interesantes que se plantean una gran cantidad de jóvenes y no tan jóvenes. Motivados por las diferentes ventajas que supone ser funcionario, son muchos los que se animan a preparar las oposiciones.

A pesar de que el mundo del funcionario es especialmente interesante, lo cierto es que no resulta tan sencillo poder convertirse en uno de ellos. El principal obstáculo que se debe de superar es la oposición, un examen cuyo resultado depende de la nota de todos los candidatos. Superar una oposición no te asegura la tan ansiada plaza fija, por lo que esto a veces se convierte en un problema que desalienta a las personas a intentar el funcionariado.

Como trabajar en la Administracion Publica sin opositar
Como trabajar en la Administracion Publica sin opositar

Si eres de los que piensa así, de los que les da miedo una oposición, no te preocupes, ahora puedes ser funcionario sin opositar. En este artículo te vamos a dar las claves para lograrlo para que así puedas valorar este trabajo en el futuro.

Tabla de Contenidos

La interinidad es la clave para trabajar sin oposición

Para entender mejor cómo se puede trabajar en la Administración Pública sin opositar tenemos que recurrir a la figura del interino. El interino es aquella persona que no dispone de una plaza fija, pero que se encuentra desempeñando la función de un funcionario.

En la Administración Pública, de la misma forma que sucede en otros trabajos, lo trabajadores enferman, cogen vacaciones o presentan otra clase de problemas que les impiden trabajar. Para que la propia Administración no sufra contratiempos debido a esta falta de personal recurre a trabajadores "temporales" para que lleven a cabo el trabajo original de la persona que falta.

Estos trabajadores son elegidos a partir de una bolsa de trabajo. Dentro de esta bolsa, los trabajadores se encuentran bajo un orden establecido, un orden que puede cambiar dependiendo de la propia regulación de la bolsa. Habitualmente suelen estar en orden dependiendo de la nota que han obtenido en la oposición o por la antigüedad que suman dentro de la bolsa. Otros factores como los cursos también son importantes para conseguir puntos dentro de esta bolsa.

La interinidad es la clave para trabajar sin oposicion
La interinidad es la clave para trabajar sin oposicion

Cuando la Administración necesita a un trabajador de estos, recurre a la bolsa de trabajo en sustitución y el trabajador sustituto estará disponible hasta que el trabajador original vuelva a su puesto de trabajo.

La nueva Ley de interinos lo cambia todo

La nueva Ley de interinos que entró en vigor a finales del pasado año por parte del Gobierno de España, establece que un interino que cuente con una antigüedad de más de 5 años pase a ocupar una plaza fija sin que la oposición sea un requisito.

Si has estado trabajando en la Administración Pública durante ese tiempo, ahora es posible que te conviertas en funcionario sin tener la necesidad de superar la oposición. La propia Ley entiende que la persona que lleva desarrollando dicha actividad durante más de 5 años está capacitada para seguir ejerciéndola a lo largo del tiempo.

Recordemos que para trabajar como interino lo habitual es formar parte de una bolsa de trabajo. De esta forma, el requisito para poderse convertir en funcionario un interino pasa por atender a los requisitos de la propia bolsa de trabajo en lugar de una oposición.

Las propias bolsas de trabajo cuentan con ciertos requisitos que, evidentemente, guardan relación con el puesto de trabajo en sí. Debes de tener claro que cuando una persona accede a un puesto a través de dicha bolsa, se presupone que está capacitado para llevarlo a cabo. Por ejemplo, si hace falta carnet de conducir o ciertos estudios, estos requisitos deberán de estar satisfechos por parte del interesado antes de formar parte de la bolsa de trabajo.

La nueva Ley de interinos lo cambia todo
La nueva Ley de interinos lo cambia todo

Según fuentes del gobierno esta medida afectará a más de 300.000 personas. Además, ahora establece una meta a tener en cuenta por parte de estos interinos que tendrán mucho más fácil para convertirse en funcionarios.

La experiencia se convierte en la clave para trabajar como funcionario

Esta nueva ley lleva consigo unos cuantos cambios que deben de tenerse como importantes. Para empezar, supone una nueva forma de poder acceder a una plaza fija que antes no sería posible. No existirá ninguna distinción entre aquel funcionario que haya conseguido su plaza de forma interina o por oposición.

Uno de los nuevos factores que se debe de tener en cuenta ahora es el de la experiencia. Como hemos mencionado anteriormente, figurar en una bolsa de trabajo antes o después está condicionado a varios factores, uno de los más relevantes son los méritos. Estos méritos pueden deberse a diferentes cursos relacionados con el puesto de trabajo.

Por este motivo es importante informarse antes acerca de los cursos que ofrecen más méritos para tenerlos en cuenta de cara a formar parte de la bolsa de trabajo. Es importante recordar que, a pesar de que no existe una oposición como tal, poder contar con una posición mejor en la bolsa de trabajo te permitirá acceder antes a tu puesto como interino.

La experiencia se convierte en la clave para trabajar como funcionario
La experiencia se convierte en la clave para trabajar como funcionario

Los cursos que guarden relación y que sean aprobados como méritos ahora serán mucho más importantes. Todos aquellos que quieran acceder al puesto de funcionario a través de la interinidad deberán de tratar de conseguir los máximos puntos posibles. De esta forma será más fácil conseguir la plaza de interino antes y, por supuesto, llegar antes a los 5 años.

Para muchas personas poder superar estos cursos es más fácil que la oposición. Además, estos cursos también son prácticos, es decir, te permitirán desenvolverte mejor en el trabajo. Por otro lado, con estos cursos no compites contra nadie. Podrás sacarte toda la formación que necesites por tu cuenta. Aquí no vas a tener que competir contra otras personas, simplemente sacas tu curso y ya lo tienes.

Esto elimina por completo uno de los principales problemas que tenía la oposición. Debido a la naturaleza de la oposición, dependiendo del año era más fácil conseguir o no la plaza. Ahora todo esto cambia, ya no dependerás de que haya un buen o un mal año. Simplemente puedes llevar a cabo los cursos necesarios para obtener más puntos y escalar en la bolsa de trabajo.

Ventajas de acceder a un puesto de funcionariado

Eliminar la oposición es la mayor ventaja que uno tiene. Cuando hablamos de eliminar la oposición estamos hablando de la posibilidad de eliminar todo un temario. Ya no será necesario tener que estudiar apartados de derecho o toda clase de temas que antes servían para filtrar solicitudes. Los cursos son algo mucho más práctico, se encuentran relacionados estrechamente con el trabajo y son mucho más accesibles que preparar la oposición.

Ventajas de acceder a un puesto de funcionariado
Ventajas de acceder a un puesto de funcionariado

De hecho, gracias a estos cursos puedes conocer de primera mano si realmente la oposición está o no está hecha para ti. Ya que la gran mayoría de estos cursos guardan una estrecha relación con el trabajo del funcionariado, es una buena oportunidad para valorarlo más de cerca. Si no te gustan los cursos o ves que el trabajo no está hecho para ti, podrás cambiar sin ningún problema.

Esto es algo impensable cuando estamos hablando de superar una oposición. Si has llevado a cabo una oposición y luego descubres que tu puesto de trabajo no te gusta, tener que estudiar otra oposición de cero es algo realmente complicado.

Esta nueva forma de acceder al puesto de funcionario facilita el puesto a aquellos que peor estudian. A pesar de que haya personas que pueden desarrollar perfectamente el puesto de trabajo, no tienen la constancia necesaria para sacar una oposición. De hecho, los exámenes suelen ser una de las formas más recurridas para obtener un puesto de trabajo en concreto, pero dista bastante de ser la más justa.

Cuando hablamos de una oposición siempre entran en juego muchos más factores que el propio temario. Ya no solo hablamos del resto de candidatos que se presenta, sino de la complejidad del examen. Es posible que lo hayas preparado bien, pero no has tenido un buen día. El tiempo que pasa entre convocatoria y convocatoria es algo que no todo el mundo puede esperar. Esto acaba suponiendo dos finales, invertir más años en sacar la oposición o abandonarla por completo.

Sea como fuere el final elegido, lo cierto es que ahora existen más alternativas como acceder al puesto de trabajo a través de la interinidad. El interino se va a acabar convirtiendo en el paso más sencillo para poder trabajar de funcionario sin opositar. Si no quieres opositar te tienes que fijar en esta interinidad para poder trabajar de forma fija más adelante.

En definitiva, te recomendamos que eches un vistazo a los cursos que más valor tienen dentro de las bolsas de trabajo del puesto que te guste. De esta forma puedes ir empezando a prepararlos para ir trabajando como interino hasta que consigas tu plaza final. Mientras que durante el tiempo que estés preparando la oposición no te puedes llegar a plantear trabajar como funcionario, mientras estés llevando a cabo los cursos y te estés preparando si que podrás ir trabajando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir