Cómo solicitar una excedencia de empleo público 2022

La excedencia es una cesión temporal del contrato laboral de un trabajador con su empresa para poder dedicarse a otras cuestiones diferentes. Si trabajas como funcionario, es importante que conozcas que también tienes derecho a solicitar una excedencia.

Como solicitar una excedencia de empleo publico
Como solicitar una excedencia de empleo publico

Durante el periodo en el que estás de excedencia, no recibirás ninguna retribución por parte del Estado. Sin embargo, una de las ventajas que tienes es que con la excedencia tienes tu puesto de trabajo asegurado. De esta forma, una vez finalizada, podrás volver a tu puesto de trabajo o a uno similar dependiendo del tipo de excedencia que hayas pedido.

En este artículo te vamos a explicar cómo puedes conseguir una excedencia de empleo público y conocer mejor los diferentes tipos de estas que existen.

Tabla de Contenidos

¿Qué debes de tener en cuenta a la hora de solicitar una excedencia de empleo público?

Antes de entrar en los diferentes tipos de excedencia que existen, es importante tener en cuenta determinados aspectos, por ejemplo, los requisitos o los derechos que se tienen.

Lo primero que debes de tener en cuenta son los requisitos. Para pedir una excedencia de empleo público tienes que haber trabajado los últimos 5 años para la administración. Este es un aspecto que puede cambiar dependiendo de la Comunidad Autónoma para la que trabajes. A modo de referencia, en algunas Comunidades Autónomas tan solo es necesario haber trabajado 2 años.

También tienes la opción de solicitar una excedencia voluntaria por agrupación familiar. Esto se lleva a cabo en determinados casos, por ejemplo, cuando el cónyuge vive en otra localidad y se está a la espera de recibir el destino definitivo. Es importante que tengas en cuenta que, en este tipo de excedencia, no hace falta ningún mínimo de antigüedad.

Si cumples los requisitos necesarios para poder pedir la excedencia, la Administración está obligada a concedértela. Por otro lado, esta excedencia se podrá denegar por necesidades del servicio. Si se trata de un interino o de personal laboral, se supone que su plaza está ligada precisamente a esa necesidad de personal, por lo que la solicitud chocaría directamente con las necesidades del servicio. Cada caso es diferente y se puede analizar de forma individual.

Otra excepción que puede darse a la hora de solicitar una excedencia es tener un expediente disciplinario abierto. Si te encuentras en esta situación lo más recomendable es que no solicites la excedencia voluntaria, ya que probablemente acabes perdiendo el tiempo al no concedértela.

Como pedir una excedencia
Como pedir una excedencia

Por otro lado, si tu excedencia ha sido denegada siempre tienes la opción de solicitarla a través de la vía judicial. Independientemente de la forma en la que consigas tu excedencia, deberás de contar siempre con una prueba escrita de ello.

La duración máxima de la excedencia será de 2 años. Aquí también es importante que tengas en cuenta que la duración puede variar dependiendo de la Comunidad. Ahora bien, no podrás solicitarla por menos de un año y tampoco podrás pedir más años de los que hayas trabajado, siendo el máximo 15 años.

Tipos de excedencia

A la hora de pedir una excedencia de empleo público debes de tener en cuenta que existen diferentes tipos de excedencia para solicitar. Vamos a ver cada uno de estos tipos de forma independiente para que puedas elegir el que mejor se adapta a tus necesidades.

  • Excedencia voluntaria por interés particular

Este tipo de excedencia es la excedencia más habitual. Esto se debe a que esta excedencia permite a los funcionarios suspender de forma temporal su relación con la Administración por cualquier motivo personal. Aquí no hay apenas limitaciones o restricciones.

Si quieres llevar a cabo este tipo de excedencia, deberás de llevar cómo mínimo 5 años en tu puesto como hemos visto antes. La duración máxima de la excedencia será de 2 años y no podrás superar el límite de 15 que lleves como funcionario.

Como hemos visto antes, también podrá haber casos en los que la duración sea menor como figura en el Estatuto Básico del Empleado Público. Este tipo de excedencia es la que más se ajusta a los cánones anteriores, es decir, estará a disposición de las necesidades del Estado.

  • Excedencia voluntaria por agrupación familiar

Esta excedencia se pide cuando se tiene un cónyuge funcionario de carrera o laboral fijo en cualquier Administración Pública que se haya tenido que ir a vivir a otra localidad diferente debido a que ha obtenido un puesto de trabajo definitivo allí.

La excedencia voluntaria por agrupación familiar contará con una duración idéntica a la anterior, es decir, un mínimo de 2 años y un máximo de 15. Si pasados los 15 años el funcionario no ha solicitado el reingreso, será la propia Administración la que declare excedencia voluntaria por interés particular.

  • Excedencia voluntaria por cuidado de familiares

La excedencia por el cuidado de familiares es otro de los tipos de excedencia que pueden solicitar los funcionarios. Esta excedencia se solicita cuando el funcionario cuenta a su cargo con un hijo natural, uno adoptado o una acogida permanente. Además de los hijos, también si debe de cuidar de un familiar hasta un segundo grado de consanguinidad.

La duración máxima de esta excedencia es de 3 años. Esta excedencia se genera para cada sujeto causante. Esto quiere decir que, si hubiera un nuevo sujeto causante, por ejemplo, el nacimiento de un segundo hijo, el funcionario tendrá de nuevo derecho a una nueva excedencia que serviría para poner fin a la que estuviera disfrutando.

Como pedir una excedencia
Como pedir una excedencia

Además, si el sujeto causante de dicha excedencia afectase a dos funcionarios, la Administración podría limitar el disfrute de las mismas de forma simultánea para el correcto funcionamiento del servicio como hemos visto antes.

Finalmente, a diferencia de lo que sucede con otras modalidades de excedencia, este periodo de excedencia si que se computa a efectos de trienios, carrera o derechos dentro del régimen de la Seguridad Social. Además, el puesto de trabajo del funcionario se reservará durante dos años.

Una vez que haya transcurrido dicho periodo se le reservará un puesto dentro de la misma localidad con el mismo salario.

  • Excedencia voluntaria por violencia de género

La excedencia voluntaria por violencia de género es una excedencia que pueden pedir aquellas mujeres funcionaras víctimas de esta violencia.

Para solicitar esta excedencia no es necesario contar con ningún requisito de antigüedad ni tiene una duración mínima. La Administración reservará el puesto durante 6 meses y, si es posible, prorrogarlo 3 meses hasta un máximo de 18 dependiendo de las actuaciones judiciales.

Durante esta excedencia la funcionaria tendrá derecho a percibir las retribuciones íntegras que la correspondan y las prestaciones familiares por cada hijo a cargo que tenga.

  • Excedencia por violencia terrorista

Cualquier funcionario que haya sufrido daños físicos o psíquicos a consecuencia de un ataque terrorista podrán solicitar esta excedencia. El ataque terrorista deberá de estar reconocido por parte del Ministerio del Interior o una sentencia judicial.

Las condiciones con las que cuenta este tipo de excedencia son las mismas que las de violencia de género. Ni es necesario antigüedad y el plazo de disfrute se mantendrá mientras sea necesario para la persona que la haya pedido.

Jubilación con una excedencia

De forma habitual, aquellos periodos en el que los trabajadores se encuentren disfrutando de una situación de excedencia no se considerarán periodos efectivamente cotizados para su jubilación. Como hemos visto antes, existen excedencias que si que cuentan para este periodo, por lo que es necesario tener en cuenta del tipo de excedencia que se trata.

Excedencias como la del cuidado de hijos y familiares tienen diferentes efectos en la base reguladora de la pensión. Cuando el periodo de la excedencia se tengan en cuenta como periodo de cotización en la base reguladora, se deberán de tener en cuenta las siguientes bases de cotización.

En primer lugar, se deberán de valorar las bases de cotización por contingencias comunes acreditadas en los 6 meses anteriores a que se iniciara la excedencia. Si no se acreditan estos 6 meses se computará el periodo de base de cotización que se pueda acreditar.

Por otro lado, si la excedencia ha sido precedida por una reducción de jornada por el mismo motivo, se tendrán en cuenta las bases de cotización de los 6 meses anteriores aumentando al 100% su valor.

Cuando se trata de una excedencia por el cuidado de hijos y nos referimos a su máxima duración, es decir 3 meses, se reconocerá como tiempo cotizado a efectos de la pensión de jubilación.

Cuando se trata de excedencia por el cuidado familiar, esto es diferente. En este caso, solo se contará como cotizado el primer año. Aquí no importará la duración de dicha excedencia. Tener en cuenta estos factores es fundamental a la hora de calcular la jubilación. Si pasas muchos años en excedencia, deberás de valorar que esto puede pasar factura a tu jubilación.

Finalmente, ten siempre en cuenta el tipo de excedencia de la que se trata. Como ves, las condiciones pueden ser diferentes y, por supuesto, afectar a tu jubilación de una forma distinta dependiendo de la excedencia en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir